Pedro Giménez, Presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza

Pedro Giménez, Presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza

2017-08-01T07:54:01+00:001 agosto , 2017|

“Nuestro proyecto estrella es un Centro de Formación para mimar la profesionalización y la adaptación a los cambios”

La Asociación de Empresarios de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia nació hace cuatro décadas, en noviembre de 1977, y desde entonces trabaja para defender y representar al pequeño establecimiento de hostelería. Su objetivo, además de asesorar a los propietarios y defender sus derechos, es proporcionar asesoría legal, fiscal y laboral a los establecimientos, así como facilitar trámites burocráticos y apoyar todos aquellos proyectos de iniciativa pública o privada que beneficien los intereses generales de sus asociados. Pedro Giménez, presidente de la asociación, anuncia que el nuevo proyecto estrella de la entidad es la puesta en marcha de un centro de formación en el que quieren mimar la profesionalización y la adaptación a los cambios del sector.

¿Cuál es el peso económico del sector en el conjunto de la economía aragonesa?

Hay más de 2.000 cafés y bares en la comunidad autónoma, 975 en Zaragoza y provincia. La Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza somos una de las asociaciones de hostelería más veteranas de España, somos la única especializada en cafés y bares, y representamos a más de 800 establecimientos. Tiramos mucho del PIB español. El turismo sujeta la población, crea puestos de trabajo.

¿Cómo compatibiliza la asociación los requerimiento de una colectividad con características y necesidades tan diversas según el tipo de establecimiento como el de los bares?

– Los cierto es que la Hostelería es muy cambiante y más en los últimos años. Por ejemplo, cada vez hay más franquicias y no tiene nada que ver con la hostelería tradicional.

¿Es a pesar de todo el de bares y cafés un sector unido?

Sí somos un sector unido, nos llevamos bien y además estamos más implicados porque la mayoría son negocios familiares, autónomos y pymes de 8 a 10 trabajadores. Somos a nivel nacional una de las comunidades con más asociacionismo del sector.

Tomando en perspectiva las cuatro décadas de historia de la asociación, ¿cómo ha evolucionado y cuáles son los retos?

– Podemos presumir de haber avanzado mucho en determinados aspectos, como por ejemplo, ser los mejores promotores del turismo de Zaragoza con nuestra profesionalidad y nuestra oferta gastronómica, que ya ha situado a la provincia aragonesa como un referente a nivel nacional e internacional. Ahora y después de haber pasado por varias sedes, nuestro proyecto estrella es un centro de formación en la calle San Clemente. Nos parece importante mimar la profesionalización y la adaptación a los cambios, por ejemplo al turismo internacional. Queremos poner nuevos recursos de formación para cocineros, personal de sala, metres, sumilleres,

camareros, formar en la atención detrás de la barra… Nos gustaría inaugurar antes de final de año.

Los bares y cafeterías son los establecimientos comerciales sometidos a una mayor regulación. ¿Cómo consideran la legislación actual en la materia en Zaragoza y provincia?

– Pues queremos conseguir mejoras con el Ayuntamiento como la eliminación de las zonas saturadas, porque ya no existen, y los horarios se están cumpliendo con total corrección. Además, es muy complicado abrir un establecimiento, y nos gustaría que como en otras comunidades se acortara el plazo de apertura. Otro tema a mejorar es la dependencia de la energía, porque todos los años sube junto al agua, las basuras… Reivindicamos una tarifa plana como en otras empresas.

El concurso de tapas, que va por su  23ª edición, genera cada año más expectativas en Zaragoza. ¿Planean introducir alguna novedad para este año?

– Ya estamos trabajando en la nueva edición de tapas de noviembre con alguna novedad. Hemos sido pioneros y nuestro modelo se ha exportado y nos ha dado un gran reconocimiento, siendo el concurso decano en esta especialidad a nivel nacional. Ahora queremos seguir incidiendo en seguir ampliando la participación, para que no se centre sólo a la milla de oro del centro de Zaragoza. Es importante dar más consistencia y más fuerza en los barrios.

¿De qué otros modos contribuye la asociación al fomento y mejora de los servicios de sus asociados?

– Lo principal es proporcionar servicios de asesoría legal, fiscal y laboral a los establecimientos, y facilitar al máximo los trámites burocráticos. Además, nos preocupa mucho la profesionalización, formar en atención al cliente y cuidar las experiencias de hacer una estancia muy agradable. La modernización pasa por la luminotecnia, la importancia de los materiales, y las inversiones son muy fuertes por las exigencias de los proyectos, la maquinaria, por lo que desde la asociación ponemos el acento en un buen asesoramiento. Nuestra asociación es la única de España que tiene 40 años y se dedica exclusivamente a cafés y bares, un sector muy amplio que busca trabajar más y mejor.

¿Reivindicaciones pendientes?

– Tenemos una reivindicación en torno a poder incluir en nuestros establecimientos terminales de juego y apuestas deportivas, como ya ocurre en Valencia, País vasco, Galicia, y Madrid. Sería un aporte sobre todo para los locales más pequeños y para los extrarradios, dónde viene bien sumar atractivos.