TOMÁS TORIBIO, Vicepresidente de ARAHEALTH

TOMÁS TORIBIO, Vicepresidente de ARAHEALTH

2017-12-19T16:56:06+00:0019 diciembre , 2017|

“Aragón tiene un buen sector empresarial y un potente tejido investigador en biotecnología, dispositivos médicos y eHealth”

Arahealth, cluster asociado a CEOE Zaragoza, tiene como objetivo promover y contribuir a la competitividad del sector de la salud en Aragón. Actualmente el Cluster de la Salud de Aragón está integrado por 38 socios, de los cuales 30 son empresas que suman una facturación de 1.424 millones de euros y dan empleo a 4.757 empleados. Asociación sin ánimo de lucro e inscrita como Agrupación Empresarial Innovadora (AEI), Arahealth comenzó su actividad en 2013 y desde entonces ha ejecutado  proyectos colaborativos de alto impacto para los socios en las áreas de innovación e internacionalización a parte de desarrollar las relaciones tanto entre socios como con otras empresas o instituciones relevantes.

Las empresas provienen de cuatro subsectores principales (farmacéutica y biotecnología, producto y equipo médico, equipamiento sanitario y proveedores de servicios sociosanitarios) pero están dentro del cluster en un esquema de “triple hélice” que se complementa con socios provenientes de la academia (es decir, de universidades y centros tecnológicos) e instituciones gubernamentales del sector salud o de apoyo a la actividad empresarial en general. Tomás Toribio, Vicepresidente de Procesos en el cluster y gerente de la empresa Operon, apunta en esta entrevista los principales logros y retos del sector.

Crear sinergias colaborativas a todos los niveles ha sido un leitmotiv para el cluster de la Salud en Aragón ¿la fórmula está funcionando y se están cumpliendo expectativas?

Las sinergias que se generan entre los socios del cluster son lo que genera un valor añadido mayor al que se lograría si cada entidad funcionara por separado. La ventaja de ir como grupo y tener más valor que la suma de las capacidades individuales tiene especial importancia en la relación con los compradores de grandes proyectos internacionales que reciben más fácilmente a una institución capaz de ofrecer ‘un llaves en mano’ agregando toda nuestra oferta, que recibiendo a empresas individuales. Es nuestra manera de abordar las entrevistas que mantenemos en nuestras misiones internacionales con instituciones públicas o privadas y es la misma forma de proceder dentro de las oportunidades que podemos detectar en nuestro grupo de trabajo de licitaciones internacionales.

En nuestra otra gran área, la mejor manera de explotar las sinergias entre socios son los proyectos de innovación que son planteados desde una perspectiva en la que cada uno de los integrantes aportan esfuerzos al proyecto a la vez que todos deben beneficiarse de los resultados del mismo. Desde nuestra experiencia, la mejor forma de organizar este tipo de proyectos es asegurando una cadena de valor en la que aparece al menos un proveedor de conocimiento, un desarrollador y un cliente. En este caso, el primero tiene acceso al mercado real a la vez que ofrece su trabajo de calidad, el segundo tiene acceso de primera mano a los intereses reales de su cliente a la vez que le ofrece un cierto desarrollo o prototipo y el tercero tiene la oportunidad de probar una nueva tecnología que le interesa a cambio de permitir la entrada en su casa a su proveedor.

La actividad innovadora de Arahealth está muy centrada en las ayudas para AEIs en proyectos colaborativos ¿en qué ámbitos se están realizando las acciones más destacadas?

Actualmente Arahealth tiene identificadas proyectos en las siguientes áreas de trabajo, normalmente vinculado a las AEIs: nuevos test de diagnóstico in vitro, nuevos productos nutraceuticos, nuevos productos medtech, mejora de procesos logísticos, desarrollo de la habitación hospitalaria inteligente, impresión de tejidos, desarrollo de servicios innovadores de prestación domiciliaria y desarrollo de los conceptos y servicios  para la empresa saludable.

No obstante, la iniciativa de Industria 4.0 impulsada por el Ministerio de Industria, Economía y Competitividad (MINECO) ha supuesto un cambio drástico para los proyectos de I+D+i que se venían presentando a esta convocatoria. Como consecuencia de esta iniciativa, estamos trabajando con los proveedores de conocimiento, desarrolladores de soluciones y clientes en el proceso de transformación para generar una cartera de proyectos alineados con la Industria 4.0, es decir, que incluyan tecnologías como la impresión aditiva, la robótica flexible, el big data la personalización, o la sensorización de procesos y productos para garantizar el aumento de la productividad, la reducción de costes y la oportunidad de ofrecer un mejor servicio al paciente.

Están impulsando proyecto que demuestran que el futuro ya está aquí y el sector privado va por delante ¿hay interés de las instituciones y del sector público para que estas mejoras acaben siendo más accesibles para todos?

Nuestro grupo de interés principal son las empresas privadas, las cuales deben asegurarse que trabajan alineadas con el mercado para asegurar su supervivencia. De ahí nuestro interés por integrar en nuestros proyectos de innovación el binomio desarrollador-cliente que garantiza que el producto o servicio en desarrollo está alineado con los intereses de los usuarios (requisitos funcionales para también económicos) y, por tanto, tiene mercado tanto dentro del sector público como del sector privado.

No podemos olvidar que alrededor del 70% del gasto en sanidad lo realiza el sector público. Normalmente las compras van asociadas a licitaciones públicas convencionales en las que participan empresas especializadas, tanto locales como nacionales o internacionales, pero el Gobierno de Aragón está habiendo un esfuerzo significativo por promover la Compra Pública Innovadora, especialmente en el sector sanitario. Esto significa que se abre una nueva vía de negocio para las empresas del sector donde no solo pueden vender productos o soluciones innovadoras, sino que el sector público se puede convertir en un socio que les ayude a desarrollarlas. El cluster es el espacio de confianza donde abordar estos temas porque, aunque la representación mayoritaria es del sector privado, también tenemos la representación adecuada de las instituciones sanitarias públicas involucradas en estos procesos.

La industria sanitaria tiene un gran peso en los presupuestos de las comunidades autónomas ¿reducir el déficit y preservar el servicio y la calidad asistencial a los ciudadanos son planteamientos compatibles?

Este puede ser un ámbito más donde la aplicación de la tecnología sea el elemento clave para aunar de forma satisfactoria ambos conceptos. La lista de posibilidades en la que la aplicación de la tecnología va a incurrir en reducción de costes a la vez que asegurar la calidad asistencial es muy larga pero, por nombrar algunas, podemos hablar de aplicar tecnologías de inteligencia artificial para hacer previsiones y cálculo de demanda en los servicios públicos de salud, la sensorización de los entornos hospitalarios puede llevar a gestionar con procesos más eficientes, la telemonitorización para ciertas situaciones puede hacer realidad el concepto de hospitalización domiciliaria, los sistemas de gestión de la enfermedad garantizan un consumo más racional de los medicamentos, igualmente llevar los hábitos saludables adecuados pueden evitar el desarrollo de patologías por predisposición genética, o que la aplicación de diferentes sistemas de telemonitorización permitirán corregir a tiempo situaciones de emergencia, evitando así caros reingresos hospitalarios.

Desde el punto de vista académico y de la investigación ¿cuáles serían las prioridades para Aragón, las potencialidades del sector y los apoyos a la I+D+I están equilibrados o queda camino por recorrer?

Aunque pueda sonar a tópico, la relación entre investigación y empresa sigue siendo una asignatura pendiente en la que Arahealth puede hacer mucho, especialmente favoreciendo el conocimiento y entendimiento mutuo que permita el desarrollo de colaboraciones de una manera más natural. En cualquier caso, en estos años ya hemos tenido las primeras colaboraciones entre ambos mundos vinculadas a las ayudas para AEIs. Se ha trabajado con investigadores y empresa en el ámbito de desarrollo de nuevos tests de diagnóstico in vitro, la validación y paquetización de terapias para la tercera edad y la validación ergonómica de un equipo sanitario. En esta línea, creo que las potencialidades más significativas en nuestra región están relacionadas con la biotecnología, donde existe buen sector empresarial y un potente tejido investigador, y con el de los dispositivos médicos y eHealth que igualmente aúna un buen sector empresarial TIC con una buena oferta tecnológica pública.

De cara al apoyo a la innovación es importante tener en cuenta que este sector, donde ciertamente abundan las oportunidades e ideas innovadoras, se diferencia de otros en que el proceso que garantiza la seguridad de los productos que se ponen en el mercado europeo (Marcado CE) es especialmente complicado y caro, lo que se constituye como una auténtica barrera para la actividad empresarial. Si además pasamos de dispositivos médicos o de dispositivos de diagnóstico al ámbito de desarrollo de medicamentos (esto podría ser investigación pura) entramos en una zona donde el camino hacia el mercado está reservado prácticamente solo a las grandes multinacionales farmacéuticas.

Arahealth está centrado en la parte de innovación y no en la de investigación o desarrollo, así que solo podemos hablar de los programas de fomento de proyectos de innovación para empresas, que estamos desarrollando gracias a las ayudas para AEIs que son de ámbito nacional. En el momento de creación del cluster en 2013 ya estábamos inmersos en la crisis, así que las pocas líneas regionales de fomento de la innovación ya habían desaparecido y, de momento, no se han recuperado.

La internacionalización es también una de las principales líneas estratégicas del cluster ¿dónde se están encontrando nuevas vías de mercado y las principales áreas de interés para los socios?

Desde Arahealth se apuesta por la ampliación de nuevos mercados exteriores, centrando las acciones de internacionalización en los mercados maduros, en los mercados en desarrollo y en las posibilidades que puede ofrecer el turismo sanitario.  Cabe destacar que los mercados con más potencial son los mercados en desarrollo, que hemos convertido en la diana actual de nuestra actividad de promoción de la internacionalización puesto que son el mercado en el que más oportunidades se detectan, en el ámbito de infraestructuras, equipamiento y provisión de medicación y consumibles. No solo apostamos por misiones comerciales y participación en ferias, sino que también se presta especial atención a las licitaciones internacionales por las ventajas que ofrecen este tipo de proyectos.

Hay empresas especializadas en consultoría, ingeniería y arquitectura, equipamiento e instalaciones y asesoría y gestión de instalaciones sanitarias ¿cuáles son las principales ventajas competitivas de las empresas aragonesas del sector sanitario?

En primer lugar, su existencia y voluntad de presentarse como grupo de es un primer valor. Esto nos permite acercarnos a los compradores con una oferta completa y diferenciarnos de otros competidores. En segundo lugar, son empresas que ya están haciendo negocios de forma individual en estos ámbitos, con lo cual ya acreditan la necesaria experiencia para abordar proyectos de manera conjunta. Finalmente, la oferta como empresas españolas acredita calidad europea a la vez que costes más competitivos que los grandes jugadores internacionales, normalmente de origen alemán o norteamericano.

En colaboración con Aragón Exterior y la Cámara de Comercio de Zaragoza, Arahealth ha realizado numerosas misiones comerciales, la más reciente Kazajistán e Irán, ¿balance y próximos destinos previstos?

El resultado de la misión ha sido satisfactorio, especialmente en Irán por las oportunidades detectadas a nivel individual y colectivo. Por ese motivo nos planteamos retornar en 2018, ya que una sola acción es insuficiente para trabajar adecuadamente los contactos y llegar al negocio real. Es difícil aunar los intereses diferentes de los socios, proceso que estamos realizando en estos momentos, pero los destinos que parece que más claramente están despertando su interés para el año 2018 son la misión directa a Irán, la feria Bio-Med de Israel y misiones a Latinoamérica y África todavía por definir.

Tras cuatro años de andadura del cluster ¿principales logros y principales retos?

Estos primeros cuatro años de andadura han servido para convertir en realidades aquellas intenciones que perfilamos durante el periodo de constitución del cluster. El primer hito significativo fue conseguir el registro como AEI en 2013, nuestro año de constitución, el cual hemos renovado exitosamente en 2017. Enseguida comenzamos gestionando proyectos de innovación de nuestros socios, tímidamente el año de creación, y de manera más planificada a partir de 2014. Abordamos las primeras acciones de internacionalización en 2015. En 2017 hemos comenzado a relacionarnos con el sector salud europeo con la intención de identificar y atraer oportunidades en el ámbito de proyectos europeos, tanto para el cluster como para sus socios.

Nuestro segundo plan estratégico 2017-2020 es continuista, centrado en consolidar estas tres áreas de trabajo principales: fomento de las relaciones internas y externas, promoción de la internacionalización  y dinamización de proyectos de innovación). Además incorpora otros objetivos como tener actividad real vinculada a proyectos europeos, realizar proyectos en el área de fomento de la  responsabilidad social corporativa o iniciar proyectos vinculados a la formación y el empleo. Por último, existe la ambición de atraer nuevos socios que creemos que deberían estar en el cluster, además de complementar los cuatro subsectores que actualmente tenemos con otros dentro de nuestra área de influencia como son las aseguradoras, el sector sociosanitario, las empresas relacionadas con el bienestar y  las instituciones del “tercer sector”.