ÁNGEL CÓRDOBA, presidente de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser)

ÁNGEL CÓRDOBA, presidente de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser)

2020-07-30T17:36:06+00:0030 julio , 2020|

 “La crisis sanitaria ha generado “una vigilancia nueva” en la que la seguridad privada puede cumplir nuevas funciones para responder a un nuevo entorno”

La Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser) trabaja para la defensa de la profesionalidad y buenas prácticas en el sector de la seguridad privada. Es la asociación mayoritaria en el sector e integra empresas que cumplen con una exigente normativa deontológica propia auditada por AENOR. Ángel Córdoba preside la delegación de APROSER en Aragón.

La seguridad privada es un concepto que está más presente en nuestro día a día de lo que pensamos. ¿En qué cotidianos convivimos, aunque sea sin darnos cuenta, con el trabajo de las empresas integradas en Aproser?

– Efectivamente, el sector de la seguridad privada es uno de esos sectores que forman parte de nuestro día a día y que en ocasiones pasa desapercibido ante nuestros ojos porque estamos muy habituados a convivir con él. Sin embargo, si un día faltara, sería muy difícil concebir la sociedad como lo hacemos actualmente.

Desde el momento en el que nos levantamos para ir a trabajar y bajamos por las escaleras del metro, ya contamos con personal de vigilancia que se preocupa por nuestro bienestar manteniendo el orden y la seguridad en las instalaciones. Esta situación se repite en multitud de ocasiones en cualquier momento del día: cuando hacemos la compra, cuando acudimos a un centro comercial, cuando nos dirigimos a nuestra oficina bancaria o cuando disfrutamos tranquilamente de nuestro ocio entre otros muchos ejemplos.

Y, de hecho, este papel esencial se ha puesto especialmente de relieve en la actual crisis sanitaria en la que los profesionales de la seguridad han garantizado la garantía del distanciamiento social y el control de aforos en espacios como supermercados, hospitales o grandes redes de infraestructuras de transporte. Papel reforzado en el contexto de la nueva normalidad, en los nuevos espacios en las que los riesgos sanitarios adquieren un gran relieve.

Otro de los ámbitos en los que trabajamos desde nuestra asociación gira en torno al de transporte de fondos y gestión del efectivo. Una actividad fundamental para que ningún integrante de nuestra sociedad quede discriminado por no tener abierta una cuenta corriente, como podrían ser las personas mayores o los más jóvenes, aquellos colectivos con bajos niveles de renta o en peligro de exclusión social o para los pequeños comercios de proximidad. También lo consideramos una actividad esencial para garantizar la pervivencia del único medio de pago público que ha sufrido un injustificado daño reputacional y que debe ser accesible para quienes libremente desean controlar mejor sus economías domésticas o atribuyen una especial relevancia a la preservación de su privacidad.

 

Cuando hablamos de seguridad privada, ¿también hablamos de seguridad digital? ¿Ofrecen las compañías de Aproser servicios de seguridad online?

La digitalización es una realidad fundamental para cualquier sector que no quiera quedarse atrás en unos tiempos tan cambiantes como los que estamos viviendo. Cualquier ámbito en la actualidad debe fortalecerse con las nuevas tecnologías y entenderlas como una ventaja competitiva, y el sector de la seguridad también forma parte de este proceso.

Actualmente, distintas compañías que componen el sector de la seguridad privada ofrecen servicios totalmente diferentes a los que podíamos encontrar en España hace 20 años. A día de hoy se antojan fundamentales servicios como el uso de la inteligencia artificial en el análisis de vídeos de vigilancia, la protección de la conectividad ante ciberataques, detección biométrica facial, cajas fuertes inteligentes, etc.

La seguridad privada ha ido avanzando en una visión integral que combina la seguridad física y la seguridad lógica y que en este sentido nuestros asociados han ido adaptando progresivamente su cartera de servicios para responder a esta demanda y evolución del mercado.

A pesar de esto, desde Aproser creemos que es fundamental poner de relieve que los profesionales de la seguridad privada siguen constituyendo el corazón del sector y un elemento fundamental de su prestación. Las herramientas tecnológicas son un complemento indispensable para la realización de su tarea, pero no puede quedar en el olvido el fuerte componente humano de nuestra labor.

El significado de “seguridad” ha cambiado en los últimos meses, enfocándose hacia el entorno de la salud. ¿Cómo ha afectado la pandemia a las compañías a las que representa Aproser? ¿Qué nuevos servicios están ofreciendo a raíz del coronavirus?

La situación de extrema gravedad y crisis sanitaria que hemos vivido y estamos viviendo ha tenido efectos prácticamente en todos los sectores, y la seguridad se ha convertido en algo de vital importancia en todos los ámbitos. Desde aquí queremos aprovechar para hacer un reconocimiento expreso a la labor que los miles de vigilantes de seguridad privada realizaron desde el inicio del Estado de Alarma y se encuentran realizando actualmente, garantizando la seguridad de los ciudadanos.

La situación de crisis sanitaria ha generado “una vigilancia nueva” en la que la seguridad privada puede cumplir nuevas funciones para responder a un nuevo entorno con protocolos muchos más estrictos.

Un claro ejemplo lo encontramos en lo relacionado con el control de los niveles de temperatura, ya que son un indicador de sufrir un contagio. Por lo tanto, es fundamental incorporar esta actividad, así como todas aquellas actividades necesarias en los controles de acceso públicos o privados. Este proceso que debe llevarse a cabo con las máximas garantías de protección de los trabajadores implicados en esta función, que garantice la privacidad de los usuarios, y que ya ha sido expresamente contemplado por las autoridades administrativas responsables del control de la actividad del sector.

A su vez, se debe extrapolar a los espacios públicos, las exitosas experiencias sobre limitación de accesos o distanciamiento entre usuarios llevadas a cabo en las redes de infraestructuras de transporte o en los supermercados. Existen muy diversos entornos como playas, parques y zonas de esparcimiento en los que es factible que las autoridades competentes autoricen servicios complementarios de apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con el objetivo de facilitar a los ciudadanos un retorno más seguro a la plena actividad.

Por último, es necesario desempeñar nuevos servicios en sectores especialmente afectados por esta crisis sanitaria y que precisen reforzar e incrementar la visibilidad de sus sistemas de protección, como podría suceder en el sector turístico, en el de centros culturales y deportivos o en el de la hostelería, y que deberían contar, para poder prestarse eficazmente, con el necesario apoyo legislativo y financiero de las autoridades públicas.

Aproser es una asociación de carácter nacional, pero ¿cuál es su implantación en Aragón? ¿A cuántas compañías representa?

Desde el carácter predominantemente nacional de nuestra asociación como consecuencia de la existencia de una normativa de seguridad privada única para el conjunto del estado y de un convenio colectivo estatal, Aproser considera imprescindible un acercamiento y tratamiento específico de las prioridades de nuestras empresas en el ámbito autonómico.

Actualmente, la comunidad aragonesa es uno de los ejes claves de la actividad de Aproser. Según el último informe que emitimos sobre el sector de la seguridad privada en España, una buena parte de nuestras empresas asociadas presta servicios en Aragón. A niveles de facturación, la comunidad aragonesa representa más de 78 millones de euros del global de la facturación del sector.

Aproser está integrada en CEOE nacional, y también en CEOE Zaragoza. ¿Cuál es la relación y en qué proyectos colaboran?

Como comentas, Aproser es miembro activo de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), y cuenta con delegaciones en varias Comunidades Autónomas, así como diferentes grupos de trabajo repartidos por toda España.

Nuestras prioridades en Aragón coinciden con las que defendemos en el conjunto del estado: impulsar una contratación socialmente responsable, vigilar por el estricto cumplimiento de la normativa sectorial evitando los supuestos de intrusismo empresarial, e impulsar el necesario reconocimiento de la profesión en Aragón. Son objetivos en los que contar con la ayuda de la confederación de empresarios de Zaragoza es fundamental.

Al final, desde Aproser entendemos la colaboración entre entidades empresariales como algo fundamental para ser útil a la sociedad, tanto desde una perspectiva nacional, como a un nivel regional como es el caso de la CEOE Zaragoza.