PABLO FERNÁNDEZ BERROCAL. Presidente del Comité Científico V CIIEB, y JUAN ANTONIO PLANAS DOMINGO, Presidente Asociación Aragonesa de Psicopedagogía y Comité Organizador V CIIEB

“Es importante que las empresas se centren en las personas y que estas sean el eje primordial de la organización”

 

La Asociación Aragonesa de Psicopedagogía es una asociación sin ánimo de lucro, creada en 1994, que agrupa a profesionales, estudiantes y estudiosos/as de la Psicología, la Pedagogía, la Psicopedagogía y la Educación en general, cuyo fin último es la promoción de estos ámbitos en todas sus formas como bases de una educación permanente y global que contribuya a la mejora de la sociedad. Actualmente cuenta con 310 socios. Web: https://www.psicoaragon.es/

• La salud y el bienestar mental y emocional está ganando visibilidad tras muchos años de ser algo casi oculto, de lo que se hablaba poco. ¿Hay mayor conciencia social de su importancia? ¿Estamos en el buen camino?

Pablo Fernandez Berrocal: La respuesta es claramente sí. Por fortuna, hay una mayor conciencia social de la importancia y relevancia de la salud y el bienestar mental y emocional. En los últimos 5 años, ha habido un aumento en la visibilidad y la atención prestada a estos temas, especialmente en los medios de comunicación y en las redes sociales.
La pandemia de COVID-19 curiosamente ha tenido un efecto positivo en este proceso de toma de conciencia. La pandemia ha puesto aún más de relieve la importancia de la salud mental y emocional, ya que muchas personas han experimentado un aumento del estrés, la ansiedad y otros problemas de salud mental debido a estas circunstancias sin precedentes.
Aunque todavía queda mucho por hacer en términos de afrontar adecuadamente los problemas de salud mental y emocional en la sociedad, el hecho de que estos temas estén ganando visibilidad y atención es un paso muy positivo. Esto significa que cada vez más personas están dispuestas a hablar sobre sus emociones y sus experiencias y buscar ayuda profesional cuando la necesitan, y que hay una mayor aceptación y comprensión social de la importancia de cuidar nuestra salud mental y emocional tanto como nuestra salud física.

• A esta normalización contribuyen asociaciones como la suya y acciones como el V Congreso Internacional de Inteligencia Emocional y Bienestar que están organizando para el próximo mes de mayo. Explíquenos en qué consiste, quién puede acudir y qué encontrará en él.

Juan Antonio Planas Domingo: Este Congreso es un evento internacional que reúne a parte de los principales expertos sobre el tema para difundir experiencias, investigaciones y teorías en relación con la inteligencia emocional. Habrá talleres prácticos, simposiums, mesas redondas, conferencias presenciales y virtuales y comunicaciones. Además existe la posibilidad de asistir presencial o virtualmente. Cualquier persona interesada en el ámbito de la inteligencia emocional y el bienestar desde el ámbito laboral, sanitario, social o educativo puede asistir.

• En el ámbito laboral y profesional también se da creciente importancia a la salud y bienestar emocional. ¿Qué se puede hacer desde la empresa porque también influyen factores de la vida personal, que en ocasiones son muy determinantes también para el desempeño laboral?

Pablo Fernández Berrocal: Desde la empresa se pueden tomar una serie de acciones positivas para promover la salud y el bienestar emocional de los empleados, tanto en el lugar de trabajo como fuera de él. Algunos ejemplos de estas acciones incluyen:

 Fomentar un ambiente de trabajo positivo y seguro, donde se promueva el respeto, la colaboración y la comunicación abierta.
 Proporcionar recursos y apoyo para que los empleados puedan manejar el estrés, la ansiedad y otros problemas de salud mental.
 Ofrecer programas de formación para que los empleados puedan desarrollar habilidades emocionales y de gestión del tiempo.
 Fomentar la actividad física y la alimentación saludable, que también tiene un impacto positivo en la salud y bienestar emocional.
 Proporcionar políticas y prácticas laborales flexibles, como la opción de trabajar desde casa o un horario de trabajo flexible, que puedan ayudar a los empleados a equilibrar su vida personal y laboral.
 Promover la cultura del descanso y el tiempo libre para que los empleados puedan desconectar del trabajo y dedicar tiempo a sus intereses personales y familiares.

En definitiva, es importante que las empresas se centren en las personas y que estas sean el eje primordial de la organización. Para ello, las empresas deben proporcionar un entorno de trabajo saludable y apoyar a sus empleados en la gestión de su bienestar emocional tanto dentro como fuera del trabajo.

• También se demandan cada vez más “habilidades blandas”. Adaptabilidad, trabajo en equipo, inteligencia emocional, liderazgo… ¿Llegamos preparados para ello al mundo laboral, podemos desarrollarlas ya en ese punto o deben trabajarse en edades más tempranas?

Pablo Fernández Berrocal: Las habilidades blandas son cada vez más valoradas en el mundo laboral, y se consideran esenciales para tener éxito en cualquier tipo de trabajo o profesión incluso más que las clásicas o llamadas duras. Algunas de las habilidades blandas más importantes incluyen como bien indicáis la flexibilidad, el trabajo en equipo, la inteligencia emocional y el liderazgo.

La investigación nos indica que estas habilidades blandas pueden ser desarrolladas a lo largo de la vida laboral. En concreto, las empresas pueden desempeñar un papel importante en la promoción y el desarrollo de estas habilidades blandas en sus empleados mediante programas de formación emocional rigurosos.

Sin embargo, diferentes estudios también resaltan que su desarrollo en la infancia a través de la educación emocional en la escuela es esencial porque es un momento evolutivo privilegiado y con un impacto positivo posterior enorme en la inteligencia emocional y en la promoción del bienestar emocional y social de los adultos tanto en su vida personal como profesional.

El Covid ha dejado secuelas emocionales en muchas personas y la sociedad. En lo puramente laboral, el crecimiento del teletrabajo también plantea retos en este aspecto. ¿Son puntuales o en algunos casos están generando cambios duraderos?

Pablo Fernández Berrocal: El impacto emocional del COVID-19 ha sido significativo en muchas personas y en la sociedad en general. La pandemia ha causado un estrés emocional y psicológico importante en muchas personas, especialmente en aquellas que han perdido a seres queridos, han enfermado o han sufrido pérdidas económicas y laborales.

En relación con el teletrabajo, es cierto que ha planteado retos importantes en el ámbito emocional y psicológico de los trabajadores. La falta de contacto social y la dificultad para separar la vida laboral y personal han sido algunos de los aspectos negativos más destacados.

Sin embargo, también ha habido aspectos positivos, como una mayor flexibilidad y la reducción de los desplazamientos que en algunas ciudades suponen más de 2 horas diarias de nuestro tiempo.

Nosotros creemos que estos cambios serán duraderos. La pandemia ha acelerado ciertas tendencias que ya se estaban produciendo en nuestra sociedad, como el crecimiento del teletrabajo y la digitalización de los procesos laborales. Por ello, es primordial que las empresas y los trabajadores sepamos aprovechar esta crisis, adaptarnos a estos cambios y seamos valientes para construir un entorno de trabajo saludable y equilibrado, que tenga en cuenta la importancia de la salud emocional y psicológica de los empleados.

• En el ámbito de la psicopedagogía dominan pymes y autónomos. ¿Cuáles son sus preocupaciones y demandas en este ámbito actualmente? ¿Qué medidas políticas necesitarían?
Juan Antonio Planas Domingo: Todos los partidos políticos deberían ponerse de acuerdo en consensuar medidas en el ámbito educativo, social y empresarial que redunden en beneficio de la sociedad. Hay que dejar de lado las cuestiones ideológicas y priorizar lo que realmente preocupa a la mayoría de la sociedad. Hace falta una inversión sostenida en el tiempo que nos acerque a los países más desarrollados. En este momento estamos desperdiciando talento porque no se detectan a tiempo determinados problemas o no se orienta profesionalmente con antelación. Invertir en profesionales vinculados a la psicopedagogía sería a la larga muy rentable para la sociedad en general y para la mayoría de los individuos en particular.

• ¿Por qué considera importante pertenecer a CEOE Zaragoza? ¿Qué aportan al tejido empresarial y económico el asociacionismo empresarial y el diálogo social?
Juan Antonio Planas Domingo: El asociacionismo es clave para avanzar en derechos y reivindicaciones. Entidades como la CEOE permite aunar sinergias entre entidades muy diferentes que suponen un enriquecimiento mutuo. El asesoramiento, la unión de determinadas iniciativas, la difusión de proyectos, el asesoramiento, la información, etc. son claves en la sociedad del futuro. Es inconcebible que cualquier empresa por grande que sea actúe individualmente. Nuestra Asociación Aragonesa de Psicopedagogía tiene a gala colaborar con múltiples entidades públicas y privadas tanto del ámbito educativo, como del sanitario, social o laboral.