ÁNGELA LAGUNA, directora general de Vea Global

ÁNGELA LAGUNA, directora general de Vea Global

2019-07-03T10:48:49+00:003 julio , 2019|

“Se piensa que ‘lo verde o lo ecológico’ está reñido con la rentabilidad empresarial, y no es así. En muchos casos, tener un comportamiento sostenible conlleva una mejora en la rentabilidad”

La empresa aragonesa de ingeniería y consultoría Vea Global, acaba de dar un paso más en su trayectoria con la reciente inclusión en la compañía BAC Engineering Consultancy Group. Esta asociación entre entidades abre un nuevo abanico de retos y proyectos internacionales al equipo de Ángela Laguna, que se estrena además como miembro del Comité Ejecutivo de la compañía.

VEA Global es una compañía especializada en consultoría e ingeniería, pero desde la Innovación. ¿Cómo se logra estar a la vanguardia en un mundo en constante cambio?

Lo primero que debemos hacer es intentar vigilar lo que pasa alrededor. Tienes que estar pendiente, captar información y saber procesar el conocimiento para trasladarlo a tu equipo y que este pueda generar ideas, ser innovador y seguir adecuándose al mercado y hasta ir un poco por delante.

La clave de este proceso es hacerlo con cierta metodología. Cuando hablamos de la gestión de la innovación, tanto en nuestra empresa como con nuestros clientes, tratamos de inculcar y fomentar sistemáticas que deben adoptar para que la innovación no sea algo puntual. Si a alguien se le ocurre una idea hoy, la pone en marcha, no sabe si ya existía algo similar… para innovar es muy importante la metodología y contar con trabajadores motivados.

La adaptación permanente que debemos hacer para ir por delante, requiere de un gran esfuerzo tanto empresarial como desde el punto de vista de todos los profesionales que forman el equipo. Tenemos que esforzarnos cada día para estar ahí pendientes de lo que está pasando. En Vea Global, somos conscientes de que si eres pequeño te encuentras con limitaciones de recursos, y no sólo humanos. Te falta acceso a todo tipo de conocimiento, te pueden faltar perfiles profesionales y, en definitiva, puedes abarcar menos. Entonces, el tamaño ayuda en algunos momentos y nosotros hemos creído que este era uno de ellos. Nuestra apuesta nos ha llevado a entrar a formar parte de BAC Engineering Consultancy Group para poder seguir innovando y evolucionando con el apoyo y los recursos de una gran compañía.

Están especializados en ayudar a las compañías a fomentar su innovación ¿qué están haciendo bien las empresas aragonesas en este campo y en qué deben mejorar?

Puedo decir es que se innova mucho más en las empresas de lo que ellas mismas son conscientes. Es necesario favorecer esa creatividad y el intercambio de ideas de una manera continua, y eso se logra sistematizando las cosas, ordenando. La innovación sólo produce resultados si se trabaja de una manera ordenada.

El medio ambiente y la sostenibilidad son otras de las áreas en las que trabajan, ¿caminamos hacia un futuro verde? ¿Se preocupan cada día más las compañías por su responsabilidad con la naturaleza?

Yo me siento obligada a hacer una primera reflexión respecto a qué parte del mundo hablamos. En Europa no es que tengamos un futuro verde, es que venimos caminando por una senda verde y esto va calando en las empresas. Pero también veo que en otras partes del mundo donde, o bien porque se pone el foco sobre otros intereses o se plantean las estrategias de otra manera, no se le da tanta importancia al menos a nivel institucional, y hay otras zonas del mundo en las que la gente no puede comer y difícilmente va a pensar en si lo que hacen es verde. Por lo tanto, hay que empezar a pensar de una manera más global.

En nuestro entorno económico, sí es verdad que la responsabilidad social es cada día más importante para las empresas. Hay una conciencia empresarial, y me refiero con ello a empresarios, pero también trabajadores, instituciones, asociaciones, etc. Se está haciendo un gran esfuerzo para ver y entender el impacto evidente de cualquier actividad empresarial sobre el medioambiente. Por una parte, creo que hay una preocupación real por minimizar ese impacto negativo y por darles un futuro a las generaciones futuras, y por otro existe el marketing, y esto vende, no nos vamos a engañar.

En ocasiones se piensa que “lo verde, el medioambiente, o lo ecológico” está reñido con la rentabilidad empresarial, y no es así. En muchos casos, tener un comportamiento sostenible conlleva una mejora en la rentabilidad. Hablando de eficiencia energética, uno de nuestros ámbitos preferidos: tiene ventajas a nivel medioambiental, pero también de ahorro y las empresas se están dando cuenta. El proyecto de ecodiseño, por ejemplo, que llevamos a cabo con CEOE, tenía la finalidad de producir piezas con menos material, produciendo menos residuos por el camino y, por lo tanto, reduciendo costes en materias primas. Esto se ve mucho hoy en día en la optimización de embalajes y en muchos otros campos.

Lo que no podemos pensar es “ser verdes a toda costa” y que en pos de proteger el medioambiente se frenen las actividades económicas que son las que generan recursos para que las personas puedan vivir. No se pueden poner trabas continuamente a las actividades industriales y menos a golpe de políticas y sanciones en muchos casos arbitrarias y cortoplacistas. Tenemos que reindustrializarnos, puesto que esto es lo que genera PIB, lo que alimenta a una economía y arrastra con ello al sector terciario. Por supuesto, debemos ser responsables para que esta actividad industrial genere el menor impacto posible dentro de nuestras capacidades. Pero lo que no podemos hacer es detener el progreso.

En VEA Global apuestan por la diversificación territorial a través de proyectos internacionales. ¿Cómo es trabajar a esa escala con la sede en Zaragoza?

Nosotros nos lanzamos a una aventura internacional y creamos una filial en México. Hemos trabajado mucho ahí, sobre todo en temas de eficiencia energética, pero llegó un momento en el que tuvimos que ralentizar nuestro desarrollo fuera de España. Mi eterno amigo y asesor Jesús Círez siempre me lo advirtió: “hay que tener mucho pulmón para expandirse”. Salir al extranjero a tener presencia real requiere una inversión a la larga, además de un conocimiento extraordinario del terreno al que llegas. La cultura y la forma de hacer negocios es distinta en cada país.

En parte hemos tomado la decisión de entrar a formar parte de una gran compañía porque creemos que somos capaces de ofrecer mucha calidad desde Vea Global, pero necesitamos el apoyo y los recursos que BAC nos aporta al entrar en su red. Ellos tienen filiales en muchos países y eso nos da posibilidades infinitas.

En la actualidad, el entorno digital es el que más crece ¿Cuál es su papel, como consultora, en el empuje de esta industria 4.0?

Hablando del grupo al que acabamos de incorporarnos, hemos empezado por llevar a cabo una transformación digital interna en nuestros propios procesos de prestación de servicios. Hay procesos que están en sectores muy tradicionales y tenemos personas dentro de la compañía desarrollando aplicaciones para que todos esos servicios podamos digitalizarlos.

Por otro lado, nosotros tratamos además de ofrecer soluciones a nuestros clientes que estén ya dentro del IoT (Internet de las Cosas) o del IIoT (Internet de las Cosas Industrial). Estamos liderando el proceso de transformación BIM (Building Information Modeling) en el mundo de la construcción. Y en el ámbito de la gestión de la energía estamos ofreciendo a nuestros clientes plataformas de gestión inteligente de la energía.

Desde VEA Global también ofrecen formación especializada. ¿Qué conocimientos demandan las empresas en su puesta al día? ¿Y qué tipo de perfiles solicitan las compañías como la suya, innovadoras y vanguardistas?

La formación que impartimos desde Vea Global es muy especializada y a medida de lo que el cliente nos pide. No damos cursos globales salvo en contadas ocasiones. Nuestros cursos son In company y enfocados en un perfil. Es importante tratar de ir siempre por delante de lo que la empresa necesita y ser una vía de renovación e información para darles a conocer lo último.

Uno de nuestros pilares es la formación práctica. Nuestro modelo de aprendizaje experiencial se basa en la “gamificación”, juegos que plantean situaciones y roles dentro de la empresa para aprender a sacar conclusiones.

En cuanto a los perfiles profesionales, las cifras de paro contrastan con la dificultad para encontrar trabajadores adecuados. ¿Faltan profesionales? Ahora mismo quizá, pero tampoco todas las empresas están preparadas para incorporar sistemas de última generación o contratar a un nivel de técnicos con estos perfiles. Yo soy optimista y creo que hay muchos centros de calidad, en Aragón también, que están dando una formación a la última. Vamos a ser capaces de dar respuesta a la demanda, tal y como lo hemos hecho siempre en este y otros campos. La historia de la humanidad es una historia de adaptación.

USted es mujer y directora general de una gran compañía especializada en ingeniería. Su perfil es menos común de lo que la sociedad reclama: ¿cómo ha sido su trayectoria hasta aquí? ¿Ha sentido el llamado techo de cristal en el mundo empresarial? ¿Ve una evolución en el sector en los últimos años, con más presencia femenina en altos cargos?

Yo nunca he sentido que tenía un techo de cristal sobre mí, pero por supuesto respeto a todas las mujeres que dicen tenerlo. No sé si ha sido suerte. Siempre he trabajado en compañías donde realmente lo que primaba eran los resultados.

Tampoco he sentido nunca que hubiera logrado algo extraordinario. Sí, soy directora de una empresa de ingeniería y consultoría. He trabajado mucho junto a jefas de área, que siempre ha dado la casualidad de que eran mujeres, pero no he sentido que hiciera algo fuera de lo común quizá hasta hoy, que he entrado a formar parte del Comité Ejecutivo de la compañía Bac.