JORGE JUAN GARCÍA COSTAS. Socio responsable de KPMG en Aragón

 “Nuestro propósito es aportar confianza e impulsar el cambio hacia un sistema más sostenible y digitalizado”

  • ¿Cómo describiría el momento actual en su empresa?

Dentro del sector de las grandes consultoras, comúnmente denominadas como las big four, somos la que más ha crecido y tenemos un sólido modelo de negocio multidisciplinar. Este crecimiento está basado en el talento, ya que nuestros profesionales son nuestro principal activo. De hecho, somos la firma que más ha crecido en cuanto a la incorporación de profesionales.

  • ¿Cuáles son sus principales proyectos y retos para corto y medio plazo? 

Nuestro principal reto a corto y medio plazo es el talento, tanto fidelizar el enorme talento que tenemos dentro de nuestra firma como atraer al mejor talento que se incorpora al mercado laboral. Nuestro ámbito de actuación es el sector empresarial y económico, ayudando a las empresas y al sector público a “aportar confianza e impulsar el cambio”. En los tiempos actuales, nuestros clientes necesitan que les ayudemos en incrementar la competitividad de la empresa, aprovechar las oportunidades de la transformación sostenible y digital, impulsar la colaboración público-privada y aportar mayor confianza ante el escrutinio de la sociedad.

  • Desde 2013, KPMG no ha dejado de crecer en Zaragoza y hace unos meses anunció que va a potenciar su centro tecnológico con un fuerte incremento también de empleo. ¿Es Zaragoza una apuesta estratégica para prestar servicios en toda España?

Efectivamente así es. El Centro de Calidad y Eficiencia de KPMG en España (CCE), ubicado en Zaragoza, es un centro multidisciplinar que presta desde servicios de auditoría, abogados, consultoría y transacciones. Nuestros profesionales tienen perfiles muy diversos procedentes tanto de formación profesional como de formación universitaria. En la actualidad prestamos servicios a lo largo del territorio nacional contribuyendo a mejorar la eficiencia, la rentabilidad y la competitividad de los proyectos. El éxito del CCE nos ha llevado a corroborar que es una palanca muy potente y confiamos en que el centro de Zaragoza incremente su tamaño y diversificación de servicios considerablemente en el próximo ejercicio.

  • Desde su posición como gran consultora, tienen una visión muy amplia de la situación y perspectiva de las empresas tanto en Aragón, como en España y el ámbito internacional. ¿Cuáles considera que son los retos principales a los que se enfrentan en este contexto de inflación e incertidumbre y cuáles deben ser sus piedras de toque para afianzar su actividad? 

Nuestro propósito es aportar confianza e impulsar el cambio. En un mundo cada vez más complejo, volátil y de mucha incertidumbre, es cuando nuestro propósito cobra sentido. Nos encontramos ante una gran oportunidad: las bases de la economía global se están redefiniendo y transformando, una vez más. Los retos son grandes, y empresas, gobernantes y sociedad requieren más que nunca de nuestro conocimiento y capacidades. Para analizar e innovar juntos, liderando el camino del cambio hacia un sistema más sostenible y digitalizado, que ponga el foco en las personas y el talento.

  • ¿Cómo valora el tejido productivo aragonés en relación con el del conjunto de España y nuestro entorno? 

Aragón está en una situación privilegiada. La diversificación de la economía, que incluye zonas muy ligadas al turismo, un importante sector de automoción, una industria agroalimentaria muy importante y por no olvidar la ubicación geográfica con el potencial logístico que ofrece a la región, permite afrontar la incertidumbre actual en una buena posición. Actualmente Aragón cuenta con una tasa de desempleo de 3,5% por debajo de la media española. No obstante, no debemos caer en la autocomplacencia. Debemos seguir trabajando en potenciar las empresas de la región, ayudarles a ser más grandes y competitivas. Debemos atraer nuevas empresas, ofreciendo nuestra ubicación, el talento de nuestros profesionales y, sobre todo, desde el punto de vista político, facilitar su implantación en nuestra región. Y debemos fomentar el nacimiento de nuevas empresas, que en el futuro madurarán y ayudarán a seguir moviendo hacia adelante la economía aragonesa y también la española.

  • Entre sus empleados hay un alto porcentaje de profesionales STEM, de áreas tecnológicas y científicas. Son perfiles muy demandados y no siempre fáciles de encontrar. ¿Cómo avanzamos en este tipo de formación?  

En el año 2016 KPMG eligió la ciudad de Zaragoza como lugar para establecer su centro de consultoría tecnológica. El motivo principal fue la cercanía tanto a las ciudades de Madrid y Barcelona, donde residen la mayoría de nuestros clientes, como la buena relación existente con los centros de formación profesional y universidades con las que contamos en la región. A día de hoy somos cerca de 100 empleados en esta línea y para mantener este éxito contamos con Programas como: la FP DUAL, acuerdos con las universidades y presencia en las principales ferias de empleo, como ExpoTIC, que se celebra los próximos días 16 y 17 de septiembre o la pasada feria de empleo de ExpoTALENT, que nos hacen posibles captar el mejor talento posible.

Adicionalmente a esto, el compromiso de KPMG es capacitar a nuestros profesionales en las mejores tecnologías, ofreciendo la posibilidad de certificaciones oficiales con los principales proveedores de tecnología y con esto conseguir que, año tras año, nuestros profesionales sean excelentes.

  • ¿Por qué considera importante pertenecer a CEOE Zaragoza? ¿Qué aporta al tejido empresarial y económico el asociacionismo empresarial y diálogo social?

El papel institucional de CEOE, y en nuestro caso CEOE Zaragoza está fuera de toda duda. A través de CEOE los empresarios podemos compartir nuestra experiencia, afrontar los problemas comunes, y acudir con voz a los foros relevantes, tanto desde el punto de vista gubernativo, sindical y como parte fundamental del funcionamiento de la sociedad.